Tu problema y sus Puntos Cardinales

Cada una de nuestras experiencias vividas y circunstancias nos condicionan y nos marcan.                                     ¿Cuántas veces habrás oído que lo que no te destruye te hace más fuerte?. Pues yo añadiría que algunas experiencias no solo no te hacen más fuerte sino que lo que te hacen es ser mucho más vulnerable, y dependiendo de las capacidades emocionales (como te comenté en el anterior correo) tenderemos a reforzar unos u otros aspectos de esas experiencias pasadas. Vamos, que conocerte y saber reconocer cuáles de esas capacidades pueden convertirse en aliados o en enemigos tuyos... no tiene precio... de verdad.                                                                                                         

¿Te gustaría saber como hacer para ORIENTARTE cuando estás ante un problema o toma de decisiones?                                                                                                                                                                                                                                                                                   

​                                                                                 MAPA ESTRATÉGICO

                                                          1.  Conoce TU PROBLEMA Y SUS PUNTOS CARDINALES

                                                                           2. Determina DIRECCIÓN OBJETIVO

​                                        3. Empieza el viaje... (¡EL BUENO!) = PLAN DE ACCIÓN/TOMA DE DECISIONES

1. Existen 4 PUNTOS CARDINALES que representan tu ORIENTACIÓN respecto a tu problema,  que marcarán tu punto de referencia y te servirán de guía, ya sea para afrontar o para evitar ese problema. Míralo bien y recuérdalo...                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 

Este = RETO                                                                                                                                                                                           Cuando tu objetivo o meta se encuentra bloqueado, entonces pasa a convertirse en Problema. Por muy difícil o complicado que te pueda parecer, la percepción que tienes que tener hacia ese objetivo es de Reto. Tiene que representar para ti algo desafiante, algo que aunque te cueste mucho esfuerzo puede superarse.                                                                                                            

 Oeste = AUTOEFICACIA                                                                                                                                                                      Tú tienes que pensar que eres eficaz. Tienes que sentir que vas a ser capaz con tus recursos y habilidades de enfrentar ese problema, tienes que creer en tu Autoeficacia. No solo no vas a ser capaz de enfrentar el problema y/o reto, sino que además encontrarás la solución más adecuada y óptima. 

NORTE = INVERSIÓN                                                                                                                                                                          ¿Cuál es tu Norte?, yo te lo digo...                                                                                                                                                       Si no estás dispuesto a realizar una Inversión, en tiempo, incertidumbre, esfuerzo, recursos, sacrificio, dinero, salud (ansiedad, estrés... ), de nada sirve todo lo demás. La verdad es que la mayoría de personas no están dispuestas a pagar el elevado precio que conlleva realizar una cambio importante, prefieren quedarse como están y priorizan la comodidad y la seguridad, aunque ello vaya unido a una insatisfacción vital permanente. 

 SUR = SOLUCIÓN                                                                                                                                                                                 Tu problema tiene solución. Ha de ser así, de lo contrario ya sabes... si no tiene solución, deja de existir. Pasa a ser algo que no se puede controlar.                                                                                                                                                                 Tu problema puede resolverse, ese tiene que ser tu pensamiento. Y no solo tienes que pensarlo, debes creer que tú tienes el control de la situación y de la solución del problema.

2. Determina la DIRECCIÓN DE TU OBJETIVO                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             DEFINIR PROBLEMA + DEFINIR OBJETIVO = RESULTADO DESEADO  

​Una vez definido, has de tener en cuenta que cualquier objetivo tiene que tener una serie de requisitos para poder pasar a la acción y que el resultado sea el esperado, o que se le aproxime al máximo... es lo que buscamos, ¿no?

​3. Cambiando de rumbo... ¡Empieza el viaje!  

Ya sabemos como orientarnos respecto al problema o decisión, también tenemos definido nuestro objetivo y más o menos sabemos qué dirección tomar... ahora solo nos queda pasar a la acción y empezar el camino ;)  

Dividiremos el proceso en etapas para ir paso a paso...              

1. Lo primero es saber cuál es nuestro Objetivo y que Resultado queremos conseguir. Aquí deberíamos tener en cuenta las barreras con las que nos vamos a encontrar, psicológicas, materiales, externas... (haríamos un check-list de todas ellas y buscaríamos soluciones para poder arrancar y no quedarnos estancados en este primer paso).

2. Definido ya nuestro Objetivo/Problema, es hora de empezar a Buscar Alternativas Posibles, cuantas más opciones generemos que nos puedan conducir hacia nuestro objetivo mucho mejor. ¡¡¡Importante!!! FUERA INFLUENCIAS EXTERNAS, Y/O AUTOCRÍTICAS. 

*Las personas que sufren de ansiedad social son muy vulnerables, suelen evitar situaciones o comportamientos por el miedo al que dirán, a las críticas de terceros, y al rechazo hacia ellos. Con este comportamiento lo que consiguen es inhibir cualquier tipo de creatividad para sentirse más protegidos. ¿Cuál es el resultado? BLOQUEO Y PARÁLISIS.    

3. Analizar cada una de las Alternativas Posibles junto con los Resultados que obtendríamos, y de esta manera podemos hacernos una idea de los cambios que se producirán en cada una de las situaciones. ¿Cuál de ellas es la más adecuada? ¿Cuál es la que me lleva al resultado que quiero? ¿cuál se ajusta más al objetivo buscado?                         

4. Y ahora... llegó el momento... ¡¡Hay que ELEGIR!! Sabes la opción que más te conviene, y aún así puedes seguir dudando... Hasta sudores te entran... ¡aquí es donde tienes que ser valiente!   

5. Ahora toca pasar a la acción, lo que hemos visto hasta aquí está muy bien, pero no es nada... es solo pensamiento. Nos toca actuar, ahora sí que empieza el VIAJE, agárrate porque vienen curvas...                                                                     Es importante hacer un seguimiento del proceso de actuación: ver si vamos por el camino que queremos, si se van cumpliendo pequeños objetivos con sus resultados esperados, si hemos de hacer reajustes o cambios de dirección, tomar otros caminos y decisiones parecidas sobre la marcha...                                                                                          Y todo esto acompañadito de mucha preocupación, ansiedad, cambios en nuestro estado emocional... TODO CAMBIO TIENE UN PROCESO DE 5 FASES, cada una con sus correspondientes estados emocionales.                                                                   

         QUÉDATE CON ESTA ÚLTIMA FRASE POR FAVOR (vuelve a leerla, en el próximo correo verás el por qué)

​                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           6. Evaluar el Resultado obtenido, este sería el último paso del proceso. En realidad antes de llegar aquí ya hemos estado haciendo una evaluación de todas las acciones que nos han llevado hasta el resultado final, porque si no valorásemos cada pequeña meta conseguida no sabríamos si vamos por el buen camino, o si por el contrario debemos realizar ciertos cambios para reconducir la situación... Cada evaluación pretende mejorar y asegurar la acción siguiente.                                                                                                                                                                                                     Una vez llegados a este punto, y sin tener en cuenta opiniones externas que puedan influenciarte... ¿Has conseguido el objetivo fijado?  (¡Felicidades!) ¿no del todo pero se le parece bastante? (¡Felicidades también! no hay nada perfecto...) ¿no es lo que esperabas?... Recuerda que todo cambio conlleva una fase de adaptación, date un tiempo. Y si no es así... (esto da para otro capítulo), piensa que no hay nada que sea absoluto ni permanente.... excepto ya sabes el qué.  

​Te sigue pareciendo difícil y complicado ¿verdad?. No te preocupes, es lógico, y más cuando estamos ante una decisión que va a cambiar tu vida, con todas tus emociones yendo por libre y sin control... ¿pero te imaginas por un momento como sería si lo hicieras?  ¿¡que bien se siente uno eh!? 

¿Sigues conmigo? déjame decirte algo... PUEDES MÁS DE LO QUE TE IMAGINAS, VALES MÁS DE LO QUE TE PIENSAS Y MERECES MÁS DE LO QUE TE CREES. 

 Te espero en nuestro próximo encuentro... NADA VOLVERÁ A SER COMO ANTES...