¿Tienes el mismo problema que el año pasado? ¿O el mismo desde hace más tiempo? ¿O el mismo desde ya no sabes cuánto porque has perdido la cuenta?...                                                                

Soy Laura Zapata, no nos conocemos pero me encantaría que me dieras la oportunidad... (te descargaste mi guía Fórmulas Rápidas Antibloqueo y por eso ahora mismo tú y yo estamos aquí... ) ¡espero que no te arrepientas por favor!  y que lo que pueda contarte a partir de ahora sea útil para ti y pueda ayudarte (en el cuarto correo sabrás más de mi y verás mi cara... ¡prometido!).                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             

                                                                                                                                                                                                Yo en más de una ocasión he tomado decisiones que no eran acordes ni con mis principios, ni con lo que yo sentía que de verdad quería, peor aún, he llegado a sentirme emocionalmente bloqueada y paralizada por el miedo, es como ir cayendo en barrena pero lentamente, un poco más cada día... ¿Te has sentido así alguna vez?, pues entonces ya sabes de lo que te hablo...                                                                                     Cuando la decisión que tomas no "sintoniza" contigo no esperes buenos resultados. Es por esta razón que luego nos arrepentimos o nos bloqueamos cuando tenemos que tomar una decisión, y aparece la ansiedad, el agotamiento, nos sentimos desbordados y sin control, con un desgaste mental y físico brutal... se sufre, y mucho, demasiado para mi gusto.                      

¿No crees que deberíamos evitar llegar a este punto de dolor? ¿de frustración? ¿de ansiedad?...                      

Vamos a hablar de tomar decisiones, decisiones que paralizan porque suponen un cambio significativo de vida, decisiones que dan miedo, decisiones que te pueden hacer pasar por un proceso muy doloroso, repleto de vaivénes emocionales que te desequilibran, te desgastan y te consumen. 

YA SABES, CONOCE AL ENEMIGO... CONÓCETE A TI MISMO.                                                                                                                                   

Toda decisión implica un CAMBIO​ y lo que sí tenemos muy claro es que lo conocido desaparecerá.               Cambiamos lo conocido por lo desconocido, y eso no nos gusta nada...

                            El miedo nos bloquea, nos paraliza y hace que seamos incapaces de tomar una decisión

​                                            EVITAMOS EL CAMBIO

En nuestra vida, la Toma de Decisiones puede convertirse en uno de los procesos más difíciles y complejos a los que podemos enfrentarnos. Es por eso que esta situación puede provocar en nosotros niveles extremos de ansiedad y estrés, y no hablemos de si la decisión en cuestión la llevamos postergando desde no sabemos cuando, entonces podemos anclarnos en el proceso indefinidamente, intentando hacer compatible lo incompatible, y lógico lo ilógico.                                                                                                             ¿Por qué sentimos ese bloqueo?. Pues hay muchos factores que intervienen, pero déjame decirte una cosa, hay un punto neurálgico, un punto crítico, sensible y doloroso que lo condiciona todo. Cuando tenemos que tomar una decisión personal o profesional, y ésta concuerda con nuestros intereses, con nuestras expectativas a medio o largo plazo, se corresponde además con lo que queremos, está alineada con nuestros valores, con un modo de vida... entonces todo es perfecto. Perder algo inferior o más sencillo de lo que tenemos no nos va a causar ningún dolor ¿no?, pero...  ¿y si es al contrario?, ¿y si perdemos algo mejor o más valioso?. Aquí es donde está ese punto que nos desestabiliza por completo emocionalmente y que tanto nos complica la vida, aquí es donde aparece el MIEDO... al fracaso, a perder algo mejor, a lo desconocido, al qué dirán los demás, a equivocarte... en definitiva a asumir riesgos y hacerte responsable de ellos.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      ¿Te puedo hacer una pregunta? ¿eres mosca o abeja?, (después de pensar que se me ha ido la pinza, te hago otra vez la pregunta...), ¿mosca o abeja?, estoy segura que pensarás... ¡¡por favor!! ¿entre mosca y abeja? ¿que voy a ser yooo? ¡¡una abejaaaa!!, ¿como voy a ser yo una mosca???... Te voy a contar un experimento.

Se introdujeron 6 moscas y 6 abejas en una botella de vidrio y se colocó horizontalmente con el fondo apuntando hacia la luz de una ventana. Las abejas luchaban y luchaban por encontrar la salida hasta que murieron por agotamiento o hambre, mientras que las moscas en menos de 2 minutos salieron por el otro extremo.                                                                                                                                                                                 La abeja ha aprendido en su inteligencia y lógica que rige su relación con la colmena, que la luz es una señal a seguir, trazan un camino funcional hacia el lugar donde encuentran los elementos que les permiten sobrevivir, en cambio la mosca vive deacuerdo a su adaptabilidad al entorno y perseverancia. A las primeras las mató la lógica y la resistencia a buscar un nuevo camino y a las segundas les dió la vida la búsqueda de uno nuevo, el experimentar, el no rendirse, perseverar y el ensayo-error.

¿Quieres seguir dándote cabezazos contra el vidrio porque ahí está la luz? ¿seguir en el mismo lugar? ¿te sale a cuenta no asumir riesgos y/o nuevos caminos en tu vida? ¿te compensa? o... ¿prefieres escoger un nuevo camino aunque te parezca oscuro y conlleve mucho esfuerzo por tu parte?                                                                                                                                                                                                                                             Has llegado hasta aquí por una razón. Quiero que recuerdes por qué estás aquí.  

Este es tu punto de partida.                                                                                                                                                                                                                                

                                                                    

 Y ahora qué ¿eh?... ¿mosca o abeja? ;)                                                                    

En el siguiente correo... te hablaré de cuáles son tus CONSTANTES VITALES... y no me refiero al pulso, la tensión o temperatura... esas son las orgánicas. Yo me refiero a las otras...