Tus Constantes Vitales

Lo quieras o no, nos guste o no, estas son tus Constantes Vitales...                                                                   Cada momento de tu vida y la mía está condicionado por las decisiones que tomamos, unas conscientes y otras no tanto.                                                                                                                                                                     Decisiones que afectan 0 a tu vida, que no producen ningún CAMBIO significativo en ella. No importa que has decidido que vas a comer hoy, la ropa que te pondrás mañana o si coges el autobús o decides ir andando... ¿afecta significativamente esto a tu vida?, NO.                                                                                         Nos pasamos el día y la vida tomando decisiones, constantemente, y lo hacemos de forma automática, como si fuera un mecanismo autónomo, sin darnos cuenta de que estamos decidiendo entre elegir una cosa u otra, una y otra vez...                                                                                                                                               En cambio cuando la decisión que tenemos que tomar puede CAMBIAR tu vida, entonces es cuando se activan en nosotros todas las alarmas emocionales, (¡esto no es lo que yo hago habitualmente! ¡esto puede afectarme y mucho!).                                                                                                                                             Aquí es cuando se puede producir un bloqueo y una parálisis en la toma de decisiones, provocando además, ansiedad, angustia, preocupación, hasta niveles extremos.                                                                       ¿Por qué nos sucede esto?                                                                                                                                                 Recuerda... hay dos razones principales:                                                                                                                              1. Si tienes la sensación de perdida importante o valiosa. Cuando sientes que puedes perder lo que tienes por algo peor. Puedes quedarte bloqueado en este punto y sin avanzar, durante meses, años o indefinidamente.  

                                                                                                                                                                                                     2. Cualquiera de las opciones a escoger conlleva un CAMBIO. Dejamos de controlar nuestro entorno, nuestra vida cotidiana, nuestra rutina, ésa en la que nos sentimos más o menos a gusto. O ésa en la que a pesar de no gustarnos lo más mínimo, o incluso no poder más con ella... preferimos no cambiarla... porque más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer ¿verdad?                                                                                                                                                                                                                                                                            Voy a hablarte ahora de las ALARMAS EMOCIONALES que se nos activan como resortes en nuestro cerebro y que parecen imposibles de controlar. No podemos impedir que aparezcan, pero sí podemos regularlas conociendo los motivos del por qué aparecen y dándoles un significado.                                                                                                          

Cada uno de nosotros somos únicos, por eso no habrá persona que se enfrente de la misma forma ante una misma situación. Todos nos enfrentamos a situaciones difíciles y duras pero cada uno de nosotros lo hará de distinta manera, con sus propios recursos y habilidades. Si tienes la suerte de tener desarrolladas determinadas capacidades emocionales, entonces tu vida será muchísimo... pero muchísimo más fácil. Al menos un 80% del éxito en la vida adulta proviene de nuestra inteligencia emocional, y la medida de nuestra inteligencia viene determinada por nuestra capacidad de CAMBIAR.                                                        ¿Te gustaría saber cuáles son esas capacidades emocionales que condicionan toda tu vida y que determinan la actitud con la que enfrentas tus problemas?                                         
                                                                                                                   

Estas capacidades emocionales son las que deberíamos desarrollar al máximo, ya que cada uno de nosotros (lógicamente), las tenemos en mayor o menor medida. A mayor desarrollo, más eficacia y más facilidad para enfrentar situaciones complicadas. Lo que yo hubiera dado porque me lo enseñaran en el colegio y en el Instituto... y en la Universidad. Me hubiera ido mejor en muchas cosas... y hubiera estado mucho más preparada para enfrentarme a según que experiencias que me han tocado vivir, y que me han hecho pasarlo (si me permites la palabra) tan asquerosamente mal... Y sigo trabajando en ellas, y poniéndolas en práctica, porque tengo el derecho, y tú también, a conseguir vivir de la mejor forma posible, y con el mayor bienestar emocional, personal y social. El desarrollo de competencias emocionales es algo básico, vital, esencial para un óptimo desarrollo humano y prevención de problemas tanto a nivel individual como social. La mayoría de problemas en la vida adulta se dan porque no sabemos como regular y gestionar nuestras emociones. Regular una emoción significa poder conseguir, que cualquier estímulo externo te influya lo menos posible... si esto no es importante, mucho menos lo es aprender a resolver ecuaciones.  

Sigamos con lo nuestro...                                                               

¿Quieres saber cómo enfrentar esa toma de decisiones, ese problema?... pues no me quites ojo, porque en el siguiente correo te voy a dar el MAPA ESTRATÉGICO para afrontar la toma de decisiones con éxito.                                                                                                                                                                                                                                                                   MAPA ESTRATÉGICO                                                                                                                                  1. TU PROBLEMA Y SUS PUNTOS CARDINALES                                                                                                           2. DIRECCIÓN OBJETIVO                                                                                                                                                   3. ¡Empieza el viaje! PLAN DE ACCIÓN-TOMA DE DECISIONES                                                                                                                                                                                                                       No me puedo creer que haya tanto, a tan solo un correo de distancia... Y como sé que tomarás la decisión correcta... Te espero en el próximo, ¿sí? ;)